Vigo, Galicia
Galicia

La Xunta destaca la respuesta rápida y urgente al cierre de Peinador con un transporte público por carretera alternativo hasta el aeropuerto de Santiago con 500 plazas diarias y 5 autobuses por sentido

  • El conselleiro de Presidencia, Xustiza e Deportes, Diego Calvo, recordó hoy en el Pleno del Parlamento que el Gobierno gallego activó esta medida inmediata para garantizar el servicio los viajeros afectados por el cierre del aeródromo vigués durante las obras y ante la falta de opciones por parte de Aena
  • Destacó que la respuesta demuestra el dinamismo del Plan de Transporte Público de Galicia

El conselleiro de Presidencia, Xustiza e Deportes, Diego Calvo, destacó hoy en el Pleno del Parlamento gallego que la Xunta ofreció una solución «inmediata, rápida y urgente» adaptada a las demandas de las personas viajeras afectadas por las obras en la pista de aterrizaje en la terminal viguesa para su traslado al aeropuerto de Santiago.

Así, incidió en que pese a tratarse de una competencia de Aena, y ante la falta de opciones por parte de esta empresa pública estatal, la Xunta activó el pasado 8 de mayo el servicio con tres autobuses por sentido entre la estación intermodal de Vigo y el aeropuerto Rosalía de Castro de Santiago de Compostela, que la semana pasada se elevaron hasta cinco de acuerdo con las necesidades de las personas usuarias.

Por lo tanto, actualmente, tal y como explicó el conselleiro de Presidencia, las personas que realizan este itinerario tienen a su disposición 500 plazas diarias en 5 autobuses por sentido. Se trata además de una oferta amplia de plazas y horarios con una franja que abarca desde las 04,30 y las 19,30 horas desde Vigo y entre las 08,55 y las 22,00 horas desde la terminal compostelana. La información relativa a los servicios está disponible para su consulta en la página web www.bus.gal.

Diego Calvo recordó que, a pesar de que ya las obras estaban planificadas desde hace meses y, por lo tanto, era previsible la paralización de la actividad de la terminal durante por lo menos un mes, el Ejecutivo central no buscó una alternativa de movilidad por tren para la conexión de los viajeros con la ciudad de Vigo. Señaló que se calcula que mientras duran los trabajos los vuelos afectados serían unos 600 con entre 60.000 y 100.000 pasajeros.

En su intervención, el conselleiro resaltó que la Xunta en este asunto estuvo «a la altura de las circunstancias», pese a no ser una competencia del Gobierno gallego, y acreditó su voluntad de hacer de su transporte público la principal alternativa de movilidad de la ciudadanía gallega. En concreto, se demostró -añadió- «la capacidad de adaptación y de articular soluciones del servicio de autobús interurbano de la Xunta», en este caso para ofrecer un buen servicio público a los ciudadanos, al facilitar el traslado al aeropuerto de Santiago los viajeros perjudicados por las obras de terminal viguesa.

Diego Calvo respondió a otra pregunta sobre la solicitud de la Comisión Mixta de Transferencias por parte de la Xunta y recordó que el Gobierno gallego la reclamó para abordar el traspaso efectivo de funciones y servicios en materia de ordenación y gestión del litoral.

Hace falta recordar que el Tribunal Constitucional desestimó la mayoría de las impugnaciones incluidas en el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central, lo que refrenda el trabajo llevado  a cabo por el Gobierno gallego y ratifica las competencias de la comunidad para gestionar el litoral.

También señaló que el Gobierno gallego lleva reclamando desde 2009 la transferencia de la
AP-9 a Galicia, una solicitud amparada precisamente por el Parlamento de Galicia, e incide en la titularidad de la autopista y que venga acompañada tanto de los recursos necesarios para su correcta explotación como de las inversiones precisas para llevar a cabo las obras pendientes.  

Además, en el Pleno de hoy Diego Calvo abordó otra cuestión relacionada con el índice de criminalidad en la comunidad y defendió que Galicia es «un destino seguro» y que la Xunta trabaja para que la ciudadanía gallega «esté y se sienta segura». En esta línea, instó al Gobierno central a cubrir las plazas de las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad que trabajan en la comunidad. En el caso concreto de la Policía Autonómica, recordó que el último concurso convocado por el Ministerio del Interior es de 2013 y actualmente, pese al incremento continuo de competencias, el plantel de esta unidad se encuentra casi al 70% con 349 efectivos cuando según el catálogo de personal le corresponderían 500 a Galicia.

Deja una respuesta