Vigo, Galicia
Vigo

Carta abierta de una trabajadora de Vitrasa para Abel Caballero.

A la atención del alcalde de Vigo Abel Caballero: Los trabajadores de Vitrasa queremos recordarle que esos relatos repetidos por usted como mantras, no se harán verdad por mucho que los repita hasta la saciedad y el aburrimiento. Punto 1: Estamos cansados de escucharle pregonar que es la persona que actuó de intermediario para que no se produjera un descuelgue salarial que la dirección de Vitrasa propuso en una reunión de mediación con el AGA el 4 de Marzo de 2022 y que consistía en un recorte del 30% del salario, incremento de 80 horas en el cómputo anual, inaplicación de la prima de absentismo y que todos los trabajadores pasasen a tener la jornada del convenio colectivo sectorial. Ese descuelgue no se llegó a producir porque hay un laudo arbitral dictado el 5 de julio de 2022 que así lo recoge donde se le traslada a Vitrasa que no ha lugar para las justificaciones expuestas en este descuelgue. No se cuelgue medallas que no son suyas. Punto 2: Que las decisiones de huelgas, paros parciales o cualquier otro tipo de movilización no son exclusivas del comité de empresa, si no que son decisiones que se toman en asambleas de trabajadores. Que pretenda unir al PP y al BNG en una causa común consistente en hacer que una huelga de trabajadores se convierta en una huelga política donde el único objetivo es atacarle a usted y a la institución que representa, es cuando menos encomiable. Punto 3: El comité nunca hizo ninguna solicitud enfocada a que se subiera el billete de autobús, en todo caso quizás debería ser al revés, ya que en la fórmula que se utiliza para calcular la subida de las tarifas va incluido un concepto destinado al gasto de prestación de servicio (la mano de obra de los trabajadores) y esto no lo estamos viendo repercutido en nuestro salario. Punto 4: El “sueldo decente” que percibimos los trabajadores de Vitrasa está reflejado en las tablas salariales del actual convenio y de las cuales ya era conocedora esta empresa cuando renovó la concesión, ya que es firmante de este último convenio. Debido a lo cual, no procede repetir una y otra vez que somos los que más cobramos de la provincia en nuestro sector, un marco comparativo bastante pequeño, ya que si nos salimos de los límites provinciales ya no estaríamos en la misma situación. Nuestra solicitud no es un “aumento de salario”, nuestra solicitud es una “actualización salarial” provocada por una pérdida de poder adquisitivo desde el año 2020 donde nuestro sueldo quedó congelado y actualmente acumulamos unos atrasos de IPC que sumados son del 16’1%, exactamente ese es el mismo porcentaje que usted ha permitido aplicar a la subida del precio del billete. Esto es lo que pedimos en términos económicos, todo lo demás son mejoras sociales y laborales. Recuerde que usted convocó un pleno extraordinario para, precisamente actualizar su salario y el de los concejales. Punto 5: Cuando usted se refiere a que condiciones laborales de los trabajadores de Vitrasa son las más ventajosas del sector en la provincia, no se pronuncia acerca de las ventajas que Vitrasa tiene con respecto a otras empresas de transporte de viajeros de Pontevedra o incluso de Galicia, ya les gustaría a todas ellas recibir una cantidad nada despreciable de millones de euros en forma de reequilibrio y cuya cantidad todavía no está resuelta. No debe olvidar que es dinero recaudado de los impuestos de todos los ciudadanos de Vigo el que se va a utilizar para pagar este reequilibrio. A mayores, a estos millones hay que sumarle los 5,7 que ya recibió de los años 2020 y 2021 en concepto de pérdidas provocadas por la pandemia. Punto 6: Nuestra huelga no es para dañar a los ciudadanos y ciudadanas de Vigo, es evidente que una huelga en un servicio público va a afectar en primera instancia a los usuarios y usuarias de ese servicio. Lo que se busca es la repercusión y que la ciudadanía sea conocedora del conflicto que nos atañe. Desgraciadamente, a usted le importan muy poco los usuarios del transporte público de su ciudad, ya que ni una sola vez intervino en este conflicto, ni obligando a la empresa a que cumpliese el pliego de condiciones, ni reuniéndose con los trabajadores a los que usted tanto dice defender. Y así nos lleva ninguneando más de tres años. Punto 7: Es cierto que una mala calidad del transporte público afecta, sobre todo al ciudadano que vive de manera más precaria y a los que tienen que trasladarse obligatoriamente desde el centro de la ciudad a las afueras y viceversa, ya sea por trabajo, por estudios o por obligaciones de la vida diaria como ir al hospital. Pero esta mala calidad, no es culpa de los trabajadores, las frecuencias de líneas y horarios, ya sea en huelga o con el servicio ordinario, las planifica la empresa con el visto bueno del concello. Por lo tanto, no achaque un servicio deficiente a los daños provocados por la huelga, el servicio deficiente se viene dando en esta ciudad desde hace años y sin que usted, el máximo responsable, haga nada para darle solución. Usted es cómplice de este servicio deficiente. Para finalizar, a los trabajadores de Vitrasa nos gustaría saber por qué, a pesar de decir en repetidas ocasiones que usted siempre está del lado de los trabajadores, en esta ocasión se ha posicionado de manera clara y sin ambigüedades, durante estos últimos tres años al lado de una empresa privada. Haga brillar las siglas del partido político que representa “socialista y obrero”.

Deja una respuesta