Vigo, Galicia
Cultura

LA ESCRITORA BARCELONESA NURIA AMAT REPASA SU VIDA Y SU LITERATURA EN MEMORIAS DE UNA MUJER LIBRE

Nuria Amat, una de las escritoras catalanas en castellano más reconocidas –a quien Juan Goytisolo llamó «la mejor novelista del momento, aunque boicoteada por una especie de paternalismo machista»– publica sus Memorias de una mujer libre, donde ofrece una osada confesión que cubre todos los periodos de su vida, desde un entorno familiar de relevancia en la vida cultural del país hasta el presente, y ha convertido sus recuerdos en un libro inquietante, emotivo, mordaz y divertido.

Para Amat, la literatura no solo es una vocación sino una opción de vida. Así, le ha llevado a vivir en varios países de Europa y América Latina y a trabar amistad con algunos de los escritores más importantes del siglo XX como Gabriel García Márquez, Juan Goytisolo, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, Samuel Beckett o Susan Sontag. Por las páginas de Memorias de una mujer libre desfilan todos esos nombres, entre muchos más representantes del mundo de la cultura catalana, española y latinoamericana.

«Me he sentido libre escribiendo estas memorias. He tratado en lo posible de seguir el orden cronológico de los acontecimientos. He callado lo que no era realmente importante de la vida de los otros en relación a la mía. En momentos, he sentido lástima de mí misma. Como hija, como madre, como persona, como amante, como escritora, como amiga. ¿Hasta qué punto conviene entregar tu vida a un espejo donde se van a reflejar aciertos y desaciertos? ¿Por qué lo hago? ¿Por qué no hay nadie que pueda hacerlo por mí? Por necesidad personal y porque pienso que solamente los escritores más impresionables somos capaces de contar nuestras vidas. De ahí la gracia que recibimos al escribirlas. Y la pena que sentimos por el hecho de que tu interlocutor sea una página en blanco. He callado muy poco. En lugar de inventarme historias o de perfilar y retocar las que cuento, por respeto a mi deseo, me he limitado siempre a decir la verdad. Con todas las digresiones y divagaciones que el texto invita a permitirme», explica Amat.

El relato comienza en los orígenes de una familia de cierta relevancia -su bisabuelo materno fue el fundador de la famosa enciclopedia Espasa y su abuelo paterno un destacado político de la Barcelona republicana y franquista- y en su infancia marcada por la muerte de la madre y por la traumática relación con su hermano mayor. Luego llegan los grandes amores, como el escritor colombiano Óscar Collazos o el arquitecto Jordi Garcés, padres de sus dos hijas Laia y Bruna, respectivamente. «Escribir es difícil. La vida de escritora es difícil. Tienes que desearlo más que cualquier cosa. Amar y escribir anidan en el mismo núcleo de mi naturaleza. La mejor prueba fueron mis hijas. Forman parte íntima de mi existencia de escritora. No tardé en averiguar que amor y literatura son elementos no siempre compatibles», afirma la autora, quien habla sin tapujos de sus conquistas, no tantas –ríe– como se le atribuyen.

En muchos aspectos, Nuria Amat se adelantó a su propia época desde la juventud, y así sigue siendo hasta hoy. Comprometida con su tiempo, ha sido más que testigo de los acontecimientos que le ha tocado vivir, desde la dictadura de Franco hasta la convulsa historia política reciente de Cataluña. De ahí que estas páginas puedan leerse también como la crónica de una generación que, guiada por más altos imperativos morales, cambió para siempre España y su literatura. Todas estas historias personales y colectivas de una novelista, articulista y también activista política, acaban dando forma a un caleidoscopio tan rico en anécdotas como en el análisis de las pequeñas miserias de los hombres, las dolorosas rivalidades de las mujeres, las traiciones de los amigos. Y en el que sobresale siempre la firme voluntad de la escritora para mantenerse fiel a su personalidad y conducir su vida por los cauces de su propia voluntad.

«Cuando se ama la vida, se ama el pasado porque es el presente tal y como ha sobrevivido en la memoria humana. Este libro trata de un amor por la vida. Y la vida está mucho más en el pasado que en el presente. En la novela de unas memorias que no dejan de ser un desafío a la muerte», concluye la autora.

Deja una respuesta