Vigo, Galicia
Vigo

El BNG de Vigo pide a Caballero que tome nota del éxito del bus nocturno y recupere las 250 frecuencias diarias suprimidas desde 2019

  • La frente nacionalista llama a rectificar la decisión de crear una línea N4, con la mitad de las frecuencias de las que tenía la desaparecida N2, para reforzar de verdad el servicio nocturno

Xabier P. Iglesias: «Ë la mejor evidencia de que Vigo necesita una mejora del conjunto del servicio de bus con más frecuencias, horarios y una revisión del mapa de líneas»

El Bloque Nacionalista Gallego pide al alcalde de Vigo, Abel Caballero, que tome nota del éxito de la ampliación de los buses nocturnos, que evidencia la necesidad de reforzar el conjunto del servicio de autobús urbano en la ciudad. La frente nacionalista llama así a recuperar las 250 frecuencias diarias suprimidas desde el año 2019 poniendo fin a la «barra libre» en favor de la empresa concesionaria, Vitrasa.

«El éxito de la ampliación de los buses nocturno en la ciudad es la mejor evidencia de que Vigo necesita una mejora en el conjunto del servicio de autobús urbano, con más frecuencias, mejores horarios y también con la revisión del mapa de líneas», destacó el portavoz municipal del BNG, Xabier P. Iglesias, quien consideró que los datos demuestran que existe «una gran demanda que no se está a atender».

Por estos motivos, Iglesias demandó la recuperación de todas las frecuencias recortadas en los últimos años así como de las líneas desaparecidas (como el C2 o los nocturnos 2 y 3) y también reponer los trayectos completos en líneas como la 10 con el objetivo de ampliar la conexión con todos los barrios y parroquias. En el caso del bus nocturno, ha pedido rectificar la decisión de crear una nueva línea N4 con la mitad de frecuencias que a N2 eliminada.

El portavoz municipal nacionalista ha valorado como positivo que existan alternativas de búsqueda de búsqueda de noche por la ciudad para ir a un concierto, a una fiesta o a otra actividad de octubre. «Pero inda sería mejor poder tener el bus como opción para acudir al Hospital Álvaro Cunqueiro, para poder venir desde las parroquias al centro en fin de semana o simplemente para poder ir trabajar», reclamó.

Desde el BNG celebran que el alcalde haya descubrido por fin que ofreciendo más frecuencias y líneas se incrementa el número de personas usuarias del bus. «Ahora solo falta que ponga fin a la política de barra libre en favor de Vitrasa y que comience a dar pasos para dotar a la mayor ciudad de Galiza de un bus a la altura de una urbe de 300 mil habitantes», añadió Iglesias.

Para el portavoz municipal del Bloque el único camino para revolucionar la movilidad en la ciudad y avanzar hacia un Vigo más habitábel y sostentábel, donde las personas ganen espacios a los coches, pasar por dotar a la ciudad de un mucho mejor servicio de bus urbano.

Deja una respuesta