Vigo, Galicia
Galicia

Rueda destaca que la ampliación del calendario de vacunación de la Xunta reduce en un 90% los ingresos hospitalarios infantiles causados por el virus respiratorio sincitial

  • Destaca que un estudio muestra que, en lo que va de temporada, solo hubo 50 hospitalizaciones, frente a las más de 400 de otros años
  • Asegura que gracias a la vacunación generalizada de los bebés que nacen en la comunidad fue posible “evitar un promedio de 500 ingresos” desde el inicio de la campaña
  • Galicia fue la primera comunidad autónoma en iniciar la inmunización y consiguió una cobertura frente al VRS que llega al 100 % en niños y niñas de riesgo y que supera el 93 % en bebés nacidos desde el 25 de septiembre
  • La Xunta también autoriza destinar más de 13 millones de euros al suministro sucesivo de vacunas frente a nueve enfermedades transmisibles

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó hoy que un informe evaluado hoy en el Consello sobre la protección frente al virus respiratorio sincitial (VRS) indica que, de forma preliminar, se puede afirmar que “los ingresos hospitalarios de niños por este virus se redujeron un 90% en Galicia” tras la vacunación generalizada tanto a los grupos de riesgo como a todos los bebés nacidos en la comunidad.

Rueda recordó que “Galicia fue pionera” en inmunizar a todos los bebés que nacen en la comunidad frente a este virus que causa bronquiolitis y que provoca que cada año cientos de bebés tengan que ser hospitalizados.

Tras esta decisión, la Dirección General de Salud Pública elaboró un informe provisional que, a la vista de los resultados epidemiológicos, realiza una primera estimación de las hospitalizaciones que se evitaron hasta el 21 de enero de 2024 gracias a la inmunización con Nirsevimab.

Tal y como explicó el presidente, las hospitalizaciones por VRS en niñas y niños antes de iniciar la campaña de inmunización oscilaba entre un mínimo de 400 ingresos hasta un máximo de casi 800 por campaña. Este año, tras incluir la inmunización con este anticuerpo monoclonal, estas cifras se situaron “en los 50 ingresos, con lo que se redujeron hasta un 90 % los ingresos hospitalarios”. Se estima que se evitaron “un promedio de 500 ingresos en bebés”, destacó Rueda, lo que refuerza la medida tomada por la Xunta de haber incluido la administración de Nirsevimab con una inversión inicial de más de 3 millones de euros.

Todo eso teniendo en cuenta, además, que a los datos de la vigilancia epidemiológica muestran que el virus VRS circula en esta temporada a niveles similares que la temporada anterior. Aun así, muestran que el impacto de la inmunización de los lactantes frente al VRS está siendo muy positivo, dado que en la población vacunada los valores de las tasas de hospitalización son mucho menores en comparación con la temporada anterior y en comparación con otros grupos de edad no vacunados. Hay que tener en cuenta que una de las particularidades de este virus es que no solo afecta a los niños de riesgo sino que el 98 % de las hospitalizaciones por VRS ocurren en lactantes sanos.

Vigilancia epidemiológica automatizada

Además de estar a la vanguardia en la incorporación de la protección en los lactantes, el elevado grado de digitalización de los procesos sanitarios de la Consellería de Sanidade permite la concepción de sistemas de vigilancia epidemiológica automatizados que proporcionan información de calidad en tiempo real para la toma de decisiones y planificación de medidas de prevención y control.

Desde el inicio de la campaña el 25 de septiembre de 2023 hasta el 21 de enero de este año, se consiguió el 100 % de cobertura en niños y niñas de grupos de riesgo, el 93,1 % en bebés nacidos desde el principio de la campaña y el 85,5 % en la categoría de rescate (nacidos antes de la campaña, desde el 1 de abril). Estos datos fueron conseguidos gracias a una estrategia de inmunización y un proceso logístico ágiles, en hospitales públicos y privados y en centros de salud, incluyendo autocitas y citaciones proactivas a través de mensajes sms.

Rueda hizo hincapié en que la campaña continúa para niñas y niños que nazcan hasta el 31 de marzo.

Más de 13 millones para el suministro de vacunas del calendario

Además, tal y como informó al presidente, el Consello autorizó además el suministro sucesivo de ocho vacunas de calendario y una más frente a la Hepatitis A, que se administra solo a personas de riesgo, por un valor estimado de 8.084.360,40 € y de la vacuna novevalente frente al virus del papiloma humano (VPH) con un valor estimado de 5.030.410,00 €. Los dos contratos hacen referencia a las anualidades de 2024 y 2025, con precios sin IVA y que suman un total de 13.114.770,40 €.

El Gobierno gallego mantiene su apuesta por la prevención con el calendario de inmunización más completo de España y, en esta nueva compra aprobada hoy, está incluida la vacuna frente al rotavirus, que solo la ofrecen actualmente Galicia y Castilla y León. En el calendario gallego se incluyen la vacuna frente al hérpes zóster y a la enfermedad meningocócica en las que Galicia, a mayores de la cartera básica del Sistema Nacional de Salud, tiene incluida para mayores de 80 años en el caso del herpes zóster y para bebés de 4 meses en el caso de la vacuna MenACWY.

Además, Galicia fue la primera comunidad autónoma en vacunar los niños varones frente al virus del papiloma humano (VPH) y, desde su inicio en 2022 a la actualidad, la cobertura global en niñas y niños (por lo menos con una dosis) está en el 90,77 % en nacidos en 2010 y en el 80,84 % en nacidos en 2011. Con esto, se busca la protección de grupo frente a un virus de transmisión sexual y, así prevenir la aparición de lesiones premalignas y de cáncer de regazo de útero, vulva, vagina y año. De esta forma, la vacuna complementa la labor del cribado de cáncer de cérvix que la Xunta extendió a toda Galicia recientemente.

Por lo tanto, el Ejecutivo gallego apuesta por invertir en los programas de vacunación propuestos por la Dirección General de Salud Pública ya que constituyen una de las medidas más eficaces y de mejor relación coste-beneficio de todas las actuaciones sanitarias. La vacunación tiene un efecto directo en una mayor salud de la población, bienestar y productividad social y supone un importante ahorro de recursos asistenciales. De hecho, el programa gallego de vacunación ha hecho desaparecer prácticamente muchas de las enfermedades típicas de la infancia como el sarampión, la poliomelitis,l a difteria, así como mantener en niveles muy bajos otras enfermedades como el tétanos, la hepatitis B, y muchos tipos de meningitis. Este programa constituye uno de los grandes avances de la salud pública en el siglo pasado que la Xunta está impulsando y mejorar en este, con la introducción de nuevas vacunas y el refuerzo de la vacunación en edad adulta.

Deja una respuesta