Vigo, Galicia
Política Vigo

Los trabajadores de Vitrasa denuncian que la concesionaria intentará por todos los medios reducirles el sueldo

A pesar de haber fracasado en su intento por realizar una inaplicación de convenio, con un laudo
arbitral contundente en su contra y que dejaba entrever unas maniobras un tanto turbias. A
pesar de tener abierto un contencioso con el Concello en el que le reclama más de 14 millones
de euros por la reducción de viajeros derivada, según la empresa, por el COVID; Vitrasa continua
anunciando a sus trabajadores su pretensión de reducir salarios e incrementar las horas de
trabajo anuales.
Tras conocer el contenido del laudo arbitral que impide a Vitrasa realizar la inaplicación de
convenio que anunció la dirección de la empresa en enero y que paralizaba las negociaciones de
un convenio caducado desde finales del 2020; los trabajadores solicitaron retomar nuevamente
estas negociaciones. En una primera y única reunión la dirección de la concesionaria que explota
la concesión de transporte urbano de Vigo informó que únicamente negociarían un convenio a
la baja y que no tenían intención de volver a reunirse en tanto sus pretensiones no fueran
atendidas.
Por su parte el Comité de empresa plantea que tras unas jornadas de información a los
trabajadores de la situación actual se realizará una asamblea que decida las medidas a tomar.
Desde el Comité de Empresa informan que el tener un convenio caducado implica que las
subidas de IPC de los últimos años no se han hecho realidad en la empresa por lo que “A día de
hoy tenemos una pérdida de poder adquisitivo de alrededor de un 13% resultante de la
congelación salarial desde el año 2020” y que “Sí a esto sumamos las intenciones de la empresa
de reducir salarios y aumentar jornada nos iríamos a una reducción de sueldos de alrededor del
50%” mientras tanto recuerdan que “La empresa ya se aseguró de conseguir una subida en el
billete este año”.
Con todo esto sobre la mesa, las expectativas no son nada buenas y se prevé un nuevo conflicto
que sufrirán directamente los usuarios del transporte público.
INACCIÓN DEL CONCELLO
Desde el Comité de Empresa quieren resaltar también la inacción del Concello de Vigo que
prefiere ver parados los autobuses antes de mediar en un conflicto, como han hecho otros
ayuntamientos donde concesionarias del propio grupo Avanza al que pertenece Vitrasa también
planteaban problemas (Ourense, Baix Llobregat, Avila…). “A pesar de lo que diga el alcalde, el
Concello tiene que mediar en el conflicto. A Vitrasa le regala 5 años de concesión, le permite
reducir servicios, le sube el precio del billete, probablemente deba indemnizarle con cantidades
millonarias y permite que no solo no quieran negociar un convenio caducado sino que planteen
una bajada de sueldos… Hay algo aquí que huele muy mal…” han declarado desde el Comité de
Empresa. Vigo tiene un servicio esencial como es el transporte público entregado a una empresa
privada que prioriza la rentabilidad a la calidad del servicio. Esta empresa no solo incumple el
pliego de condiciones (renovación de flota, servicios…) sino que también las condiciones
laborales de sus trabajadores/as. El Concello debería replantearse la explotación de la concesión
y garantizar un servicio de calidad para la ciudadanía y unas condiciones dignas para los
trabajadores.
Desde el Comité de Empresa y como parte de las jornadas de información a la plantilla anuncian
una concentración el próximo viernes día 9 de septiembre en la puerta de Vitrasa de 12:30 a
14:30 donde invitan a acudir a la prensa para ampliar información.

Deja una respuesta