Vigo, Galicia
Galicia

La Xunta licita por cerca de 400.000 euros los contratos de control de calidad de las obras de construcción de más de 350 viviendas de promoción pública

  • El concurso se refiere al seguimiento de los trabajos en diez promociones que se levantarán en A Coruña, Santiago, Pontevedra y Vigo
  • Las actuaciones de edificación ya están todas licitadas y una de ellas mismo fue adjudicada el mes pasado

La Xunta de Galicia licitó por un importe de cerca de 400.000 euros el contrato para el control de calidad de las obras de construcción de 351 viviendas de promoción pública (VPP) que el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) va a construir en diez inmuebles en los ayuntamientos de A Coruña, Santiago, Pontevedra y Vigo.

De hecho, el contrato se divide en diez lotes -uno por cada edificio- correspondiéndose el primero de ellos con la construcción de un inmueble de 40 VPP en el barrio de Xuxán. Esta es la promoción más avanzada de las diez a las que hace referencia este contrato de control de calidad -todas ya en licitación- pues las obras ya fueron adjudicadas en el mes de marzo y está previsto que los trabajos de edificación comiencen en breve.

Los dos siguientes lotes se refieren la dos edificios en Santiago de Compostela, uno de 24 VPP y otro de 12 que se van a levantar en Lamas de Abade. Mientras, otro de los lotes se corresponde con el control de calidad de las obras de un inmueble de 74 viviendas de promoción pública previsto en Valdecorvos, en la ciudad de Pontevedra.

Los restantes seis lotes se refieren a otras tantas promociones que se van a levantar en distintas parcelas del Plan Parcial de San Paio de Navia, en Vigo. El contrato incluye un inmueble de 46 viviendas, otro de 41, un tercero de 40, otro de 38 y dos más de 18 viviendas cada uno.

En estas diez promociones la Xunta invertirá más de 36 millones de euros para incorporar al parque público residencial de Galicia más de 350 viviendas de promoción pública. El Ejecutivo gallego avanza así en su estrategia con el objetivo de reforzar el actual parque público hasta conseguir las 8.000 viviendas en 2028 a través, entre otras medidas, del impulso de obras de nueva construcción o de la rehabilitación de inmuebles ya existentes tanto por parte de la Xunta como de los ayuntamientos.

Deja una respuesta