Vigo, Galicia
Sucesos

La Policía Nacional libera a seis víctimas de explotación sexual que fueron captadas aprovechando su situación de pobreza

  • Se ha detenido a siete personas en Madrid, Valencia, Salamanca, Ámsterdam y Bogotá que integraban una organización criminal que operaba en Europa y engañaba a sus víctimas para ejercer la prostitución bajo condiciones abusivas
  • Durante la operación se han llevado a cabo cinco entradas y registros -cuatro en Salamanca y uno en Madrid- en los que se han intervenido varios teléfonos móviles, sustancias estupefacientes, 38 cartuchos de arma detonadora y documentación relacionada con la investigación
  • La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica

Agentes de la Policía Nacional han liberado a seis víctimas de explotación sexual en Salamanca y han detenido a siete integrantes de una organización criminal presuntamente dedicada a la trata de seres humanos que operaba a nivel europeo que se aprovechaba de la situación de pobreza de las víctimas. Se han llevado a cabo cinco entradas y registros –cuatro en Salamanca y uno en Madrid- en los que se han intervenido varios teléfonos móviles, sustancias estupefacientes, 38 cartuchos de arma detonadora y documentación relacionada con la investigación.

Se aprovechaban de su situación de pobreza

La red criminal captaba a mujeres en situación vulnerable y con cargas familiares, y empleaban una amplia red de colaboradores asentados en Colombia y Venezuela, quienes recibían una contraprestación económica de 500 euros por cada víctima captada.

Los integrantes del entramado criminal persuadían a la víctima para viajar a Europa simulando un viaje turístico para acceder al espacio Schengen, contratando un seguro de viaje y la reserva de hotel. Además, los implicados se encargaban de enviar a las víctimas el dinero en efectivo o “viático” requerido en los controles fronterizos para acreditar medios suficientes durante la estancia como turista. Una vez que las víctimas llegaban al país de destino, la organización recuperaba este dinero. Por todo ello, la organización generaba por cada víctima una deuda que oscilaba entre los 6000 y 8000 euros.

En ocasiones, su explotación comenzaba ya al ser trasladadas primero a la ciudad de Bogotá, donde se quedaban temporalmente hasta que se les tramitaba la documentación para viajar a Europa. Otras veces, las víctimas viajaban directamente desde su país de origen hasta las ciudades europeas de Madrid, Lisboa, París o Ámsterdam.

Perpetuaban la deuda

Los integrantes de la red engañaban a sus víctimas diciendo que podrían saldar la deuda de viaje en unas tres semanas. Una vez en España, los implicados obligaban a sus víctimas a ejercer la prostitución en pisos de alquiler de diferentes ciudades de Europa para pagar dicha deuda. Con frecuencia, solían cambiarlas de ubicación según les reportara más beneficios y a fin de dificultar la detección de su actividad criminal.

El entramado exigía condiciones abusivas para el ejercicio de la prostitución, como hacerse cargo del importe del alquiler de los pisos donde se las explotaba. Las mujeres desconocían la cantidad a la que ascendía esta deuda, así como de los cobros adicionales que se les imponían en concepto de gastos de manutención, compra de preservativos, incluso de comisión por publicar los anuncios de los servicios sexuales o atender a los clientes, lo que implicaba una servidumbre que se perpetuaba a la par que su deuda. La red ejercía un control absoluto sobre sus víctimas.

Investigación policial

El operativo, gracias a la cooperación policial internacional, ha logrado poner al descubierto una trama criminal cuya actividad delictiva consistía principalmente en explotar sexualmente a mujeres vulnerables, que eran engañadas a partir de la promesa de poder entrar en Europa.

La investigación policial ha culminado con la liberación de seis víctimas de explotación sexual en la ciudad de Salamanca. Se han detenido a siete personas en Madrid (2), Valencia (1), Salamanca (2), Ámsterdam (1) y Bogotá (1), por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y relativos a la prostitución.

Se han realizado cinco entradas y registros, cuatro en Salamanca y uno en Madrid en los que se han intervenido varios teléfonos móviles, sustancias estupefacientes (cocaína), 38 cartuchos de arma detonadora y documentación relacionada con la investigación.

Con la trata no hay trato

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica

Deja una respuesta