Vigo, Galicia
Vigo

El BNG de Vigo demanda una auditoría del servicio de autobús urbano para mejorarlo

Sin tu00edtulo

tras conocer los datos de número total de personas viajeras con los que el servicio de autobús urbano de la ciudad de Vigo, gestionado por Vitrasa, cerró el año 2019, el BNG demandó que el Ayuntamiento de Vigo realice una auditoría del mismo con el objetivo de mejorarlo.

El concejal, Xabier P. Iglesias, valoró que a pesar del incremento en el número de usuarias y usuarios inscrito, ese aumento es casi la mitad del que se había producido el año anterior, concretamente de un +1,4% en 2019 frente al +2,6% de 2018. Unos datos que reflejan, para Iglesias, la necesidad de acometer una “mejora sustancial” del servicio para incrementar el número de viajeras y viajeros y reducir, de esta manera, la utilización del coche particular. Aliás, el edil nacionalista expresó su preocupación por el hecho de que, segundo un reciente informe elaborado por Moovit, Vigo sea la segunda ciudad del Estado, detrás de Burgos donde menos se usa el trasbordo lo que demostraría la deficiencia del actual mapa de líneas y la insuficiencia de las frecuencias.

Desde el Bloque defienden que a las puertas de que finalice la actual concesión es el momento más acomodado para el Gobierno municipal realizar una auditoría completa del funcionamiento del servicio, para “poder conocer con indicadores fiábeis y objetivos la calidad del servicio y para definir en que ámbitos hay que actuar para mejorarlo para convertirlo en una opción para lo conjunto de la ciudadanía”, segundo apuntó Iglesias. En ese sentido, el portavoz municipal nacionalista anticipó que “la realidad cotidiana, la que palpan cada día millares de viguesas y vigueses que hacemos uso del bus urbano es que es necesaria una remodelación integral”.

La revisión del mapa de líneas para conectar el conjunto de los barrios y parroquias y mejorar la conexión con infraestructuras básicas –como el nuevo hospital, el CUVI o las terminales de transporte–, el aumento de las frecuencias desplegando más buses y con más personal conductor, facilitar el trasbordo con una nueva organización de las cadencias horarias, la reducción de los tiempos de viaje y la rebaja de las tarifas serían las cuestiones a abordar en ese proceso de orientado a lograr, según Iglesias, que Vigo tenga un autobús urbano a la altura de una urbe de 300 mil habitantes y la principal ciudad de Galicia.

Deja una respuesta