Vigo, Galicia
Vigo

Denunciado un hombre por tirar a un contenedor de basura a su perro al que no quiso pagarle una intervención quirúrgica.  

Agentes de la Policía Local de Vigo lograron localizar e identificar al presunto autor de un DELITO DE MALTRATO ANIMAL. Los hechos ocurrieron a finales del pasado mes de enero, cuando en la Central de Comunicaciones de la Policía Local de Vigo, se recibió una llamada realizada por un joven el cual manifestaba que se encontraba en la Avenida de la Florida, rebuscando en un contenedor de residuos sólidos urbanos, ya que esa misma tarde le habían hurtado su riñonera en esa misma calle e intentaba recuperarla, por lo cual decidió abrir la tapa del contenedor de basura con la finalidad de comprobar si alguien se había deshecho de ella y arrojado en ese lugar . En ese momento sintió cómo una bolsa depositada en el interior del colector se movía. Ante el susto inicial decidió retirar la bolsa para inspeccionar su contenido, siendo testigo de como dentro de esa bolsa existía otro envoltorio idéntico bien atado, procediendo también a su apertura, momento en el que ante su asombro vio asomar la cabeza de un perro de pequeñas dimensiones el cual se quejaba. Comprobando que dicho animal presentaba varias heridas por su cuerpo, decidió dar aviso a la Policía Local de Vigo. Una vez comunicados los hechos y ante la gravedad e inmediatez de la necesidad de que el perro recibiese asistencia a la mayor brevedad posible, y siguiendo las indicaciones dadas por la Central de Comunicaciones, trasladó urgentemente al animal a un Centro Veterinario de Guardia situado en la calle Teixugueiras, siendo asistido por la veterinaria del centro quien reconoció de inmediato al animal, ya que había sido atendido en su centro concretamente unas horas antes. En el centro Veterinario se presentó inicialmente una patrulla de Policía Local quien tomó nota de las primeras informaciones y datos de relevancia, trasladando el servicio a la UNIDAD MEDIOAMBIENTAL DE INTERVENCIÓN RURAL (UMIR), especialistas en medioambiente e intervenciones con animales, quienes se hicieron cargo de la investigación. La responsable del Hospital Veterinario indicó que el perro de raza CHIHUAHUA presentaba graves heridas, las cuales necesitaban de la rápida intervención quirúrgica para salvaguardar la vida del animal. El joven que encontró el perro entre la basura manifestó su voluntad de HACERSE CARGO DEL ANIMAL, así como de los GASTOS DERIVADOS DE SU ATENCIÓN VETERINARIA. Los agentes del orden iniciaron una intensa labor de investigación, dando como resultado la localización del propietario del animal herido, quien luego de verse descubierto admitió que era propietario de otro perro de raza Akita Americano, perro de gran envergadura, con mandíbulas fuertes y poderosas, que ambos perros convivían en un mismo recinto, pero que el Akita había atacado a su chihuahua produciéndole grave lesiones, que si bien en primera instancia lo había llevado a un veterinario, una vez le indicaron que era necesaria una intervención quirúrgica, que le supondría un gasto económico de unos 700 euros, decidió abandonar el centro, alegando que se lo llevaría a un amigo también veterinario, para su tratamiento. Que una vez fuera del establecimiento, admitió a los Agentes gestionar muy mal su reacción y decidió tirar al perro a un contenedor de basura, manifestando creer que estaba muerto, lugar en el cual fue encontrado y salvado posteriormente por un joven ciudadano vigués, de 24 años de edad. Una vez conocida su versión, manifestaciones varias y demás indagaciones, el legal propietario del animal J.M.S.C., de 54 años de edad fue investigado como presunto autor de un DELITO DE MALTRATO ANIMAL, dando cuenta la Unidad de Medioambiente de Policía Local de Vigo, de los hechos relatados a la autoridad judicial competente El pequeño Chihuahua de nombre Toco, a fecha de hoy, está felizmente recuperado de sus heridas y en custodia temporal del joven que le salvó la vida gracias a su rápida y decisiva intervención y a la espera de resolución judicial que será quien decida finalmente el destino del animal.

Deja una respuesta