Vigo, Galicia
Galicia

10.000 policías nacionales y guardias civiles se
manifiestan en Galicia reclamando lo que el resto de
policías tienen

La Confederación Española de Policía –CEP- Galicia y –Justicia
Policial –JUPOL-, sindicatos de la Policía Nacional referencia en la comunidad
autónoma de Galicia, se manifiestan el día de hoy en toda Galicia reclamando justicia, lo
hacen de la mano de la plataforma Mismo Trabajo Misma Jubilación, pidiendo que no se
discriminen a los agentes del estado frente al resto de policías locales y policías
autonómicas, los que, a diferencia de ellos tienen la consideración de profesión de riesgo,
se pueden jubilar antes si tienen 35 con pensiones muy superiores. Tanto JUPOL como
CEP vienen reclamando los últimos 7 años que se haga justica y que no se les discrimine
por se la policía de todos los españoles, y que estarán siempre sumando y apoyando toda
iniciativa en pro de su colectivo.
Denuncian que un policía nacional o un guardia civil se jubilan con 600 euros menos que
una agente de la policía local o autonómico; o “lo más sangrante”, las pensiones de sus
viudas o viudos son tan pobres que tienen que elegir entre pagar la hipoteca, alquiler,
medicamentos o comer, y es que los agentes tienen un sueldo base de poco más de 800
euros, por lo que sus pensiones y las de sus viudas son muy bajas, y cuando se jubilan y
a pesar de ser pensionistas siguen pagando los medicamentos como si estuvieran
trabajando.
Todo esto ocurre tras saberse en el día de ayer que PSOE, BNG, ESQUERRA, SUMAR y
PODEMOS hayan votado en contra de tramitar por vía de urgencia una propuesta de la
Confederación Española de Policía (CEP), registrada en diciembre de 2023 ante la
Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, cuyo objetivo era reconocer la profesión
policial como de riesgo, ante el aumento de las agresiones a miembros de las Fuerzas de
Seguridad del Estado en nuestro país y en el resto de Europa. Pese a ese voto en contra
de sus portavoces en ese órgano del legislativo europeo, la iniciativa saldrá adelante al
haber encontrado el apoyo del Partido Popular, de los Europeos Conservadores (ECR) y
de Renew, por lo que será sometida a debate y votación en una próxima reunión de la
Comisión de Peticiones, el 19 de marzo, antes de que finalice la actual legislatura y se
renueve el Parlamento Europeo.
En la petición se instaba la toma en consideración de esa propuesta, vía urgencia, se
recuerda que “la escasa protección jurídica que ofrecen la mayoría de Estados miembros
a sus agentes, está propiciando una sensación de impunidad entre los criminales que están
dispuestos a emplear la violencia contra ellos”, añadiendo que “cada día que pasa sin el
respaldo jurídico apropiado, más policías son heridos, fallecen en acto de servicio o se
suicidan, condicionados por la presión de su trabajo”.
Por eso, recuerda la iniciativa, “si los encargados de hacer cumplir la Ley y garantizar los
derechos fundamentales de los ciudadanos de la UE, no tienen los suyos protegidos, se
quebrantan los principios fundacionales de la Unión, se incumple la Carta de los Derechos
Fundamentales de la Unión Europea, y pierden la integridad física y psíquica miles de
policías de la Unión Europea”.
La negativa del PSOE en el Parlamento europeo a respaldar el análisis urgente de esta
propuesta de CEP resulta especialmente dolorosa e injusta y profundiza el abismo que ya
existe entre el Ministerio del Interior y el conjunto de los policías nacionales y guardias
civiles. Ese voto en contra, que de haber salido adelante habría supuesto que el legislativo
europeo no hubiese podido analizar la reivindicación de este sindicato, incrementa más la
sensación de que el ministro ya no cuenta con la confianza del conjunto de los
profesionales de la seguridad pública de España, que vuelven a comprobar que no hay un
solo compromiso real y tangible en el refuerzo de la seguridad física y jurídica de los
policías nacionales y guardias civiles.

Deja una respuesta